Tipos de hidrantes exteriores

tipos de hidrantes exteriores

Tipos de hidrantes exteriores

Debido a la importancia de la seguridad contra incendios, Llaberia Group instala sistemas contra incendios pasivos y activos, en exterior e interior. En esta entrada de nuestro blog vamos a fijarnos en los sistemas en exterior y concretamente en una de sus partes fundamentales, los hidrantes.

A veces los sistemas de protección contra incendios de un edificio no son suficientes y se necesita tomar más medidas, es por eso que se instalan estos elementos en la vía pública para tratar de solventar esta problemática y que el suministro de agua no termine.

Hidrantes contra incendios, ¿Qué son?

Un hidrante exterior para protección contra incendios es un elemento que se conecta a una red de agua cuya finalidad es suministrar agua delante de un incendio. Son los propios bomberos o los servicios de emergencia los que conectan sus propias mangueras y equipos a los hidrantes o bocas de incendio. Otro de sus usos es llenar las cisternas de los camiones de bomberos.

hidrante-bayard

Por norma general se sitúan fuera de los edificios, es decir, en la vía pública, aunque en ocasiones hay alguna excepción. De todas maneras, es obligatorio señalizar los hidrantes e indicar su diámetro nominal, número de norma y nombre del fabricante.

 

Los hidrantes exteriores de redes contra incendios pueden ser de dos tipos diferentes:

Hidrantes de columna

Dentro de los cuales encontramos 2 variantes:

  • Hidrantes de columna seca: estos se diferencian por vaciarse automáticamente una vez ha sido utilizado y no contienen agua cuando no es necesario. Llevan incorporado un sistema de seguridad de rotura por impacto.
  • Hidrantes de columna húmeda: este tipo de hidrante es más eficaz que el anterior. Además, no es necesario levantar el suelo para poder acceder a su mecanismo. Aún y así hay que mantenerlos siempre protegidos de posibles golpes o impactos y que se produzcan roturas. hidrante-enterrado

Hidrantes de arqueta

  • En segundo lugar, existe este tipo de hidrantes que se encuentran totalmente bajo tierra, y por lo tanto no dan problemas de espacio, ni de posibles impactos y además estarán resguardados de bajas temperaturas extremas que también podría perjudicarlos. Se trata de una buena solución en caso de centros urbanos y ciudades muy transitadas en que el espacio es un problema. Su principal desventaja es que, aunque son eficaces, su proceso de uso es más lento.

¡Estad atentos si os interesa el contenido sobre los sistemas contra incendios, sus procesos o sus características, ya que en próximas entradas hablaremos más de ello!