Sistemas de riego para cultivo en invernaderos

  • Inicio
  • Blog
  • Sistemas de riego para cultivo en invernaderos
sistemas de riego para invernaderos

Sistemas de riego para cultivo en invernaderos

Los sistemas de riego para invernaderos están formados por diferentes elementos, que variarán según las necesidades y particularidades de riego para cada cultivo o agricultor.

Dentro de los invernaderos se encuentran las plantas que no son regadas del agua que proviene de la atmósfera, sino que tienen que ser regadas a través de la implementación de algún sistema de riego si queremos que estén bien cultivadas, que conserven humedad y que crezcan.

En un inicio es importante analizar qué condiciones necesitan estas plantas y decidir qué sistema de riego es el que garantizará unos mejores resultados. Estos tipos de riego regularán la humedad del aire y de la temperatura del suelo.

En este artículo, Llaberia Group, pretende informaros sobre los diferentes sistemas de irrigación que se pueden utilizar dentro de un invernadero:

Riego de tapete:

En caso que las plantas del invernadero estén distribuidas en macetas este sería un sistema de riego eficiente, ya que se evitará que las plantas más pequeñas molesten.

¿En qué consiste el sistema de riego de tapete?

Se coloca un tapete sobre un banco con uno de los extremos fijado en el canal que proviene lleno del agua. Este agua se propagará por dicho tapete y lo mantendrá húmedo. La única desventaja que se puede dar en algún caso, es que después de un tiempo el tapete se obstruya con algas y esto dificulte la expansión del agua por toda su superficie.

Riego por goteo:

Este sistema de riego tiene muchas ventajas: conserva bien el agua, está bien regulado, el agua llega directamente a cada planta o cultivo, su instalación es sencilla. Consiste simplemente en un tubo general que se diversifica en pequeños tubos de PVC, con pequeñas desembocaduras que suministran agua a cada planta o cultivo en particular. Además, se puede añadir temporizadores o sistemas automáticas, lo cual facilita mucho el trabajo.

Es un sistema muy utilizado ya que aparte de conservar muy bien la humedad, impide, en gran medida, que aparezca moho o que crezcan hierbas. Después de un largo periodo de tiempo, o a causa de males condiciones climáticas, se podría dar que las boquillas que riegan cada planta se estropearan, aunque no es un problema muy común.

Si os interesa saber más sobre el sistema de riego por goteo puedes leer aquí.

Riego por Rocío:

El rocío es otro de los sistemas más efectivos para los cultivos dentro de invernaderos.

¿En qué consiste el sistema de riego por rocío?

Se coloca un tubo con varias boquillas encima de una fila de plantas. Este sistema las mantendrá húmedas. Además, ayuda a mantener fría la temperatura en el interior del invernadero. Este tipo de riego es muy eficiente en cultivos de plantas tropicales o las epífitas.

Sistema de agua corriente:

Este es el sistema de riego que más puede adaptarse a las necesidades de cada agricultor o de la persona que vaya a instalar este sistema. Pero la técnica más común es este riego es recoger agua de la lluvia mediante barriles y tuberías de PVC.

Una de las mayores ventajas que ven en este riego es que ahorras muchos costes y además es un sistema totalmente ecológico.