Qué tener en cuenta a la hora de elegir un filtro para tu piscina

  • Inicio
  • Blog
  • Qué tener en cuenta a la hora de elegir un filtro para tu piscina
elegir filtro para tu piscina

Qué tener en cuenta a la hora de elegir un filtro para tu piscina

En este post os vamos a seguir instruyendo más a fondo sobre otra de las partes más importantes para el buen funcionamiento de una piscina. Es imprescindible disponer de un buen equipo de filtración y saber que tener en cuenta a la hora de elegir un filtro para tu piscina. Así que si te encuentras en medio de la instalación de una piscina o es tu proyecto para antes de este verano y aún no sabes qué filtro es el más adecuado… ¡Sigue leyendo!

¿Qué es un filtro para piscinas?

Como he dicho, es uno de los elementos principales del proceso de depuración de una piscina. Se trata del sistema que se va a encargar de la limpieza y la purificación del agua que después vais a disfrutar en la piscina. Su labor será mantener esta agua cristalina y en condiciones adecuadas para bañarse sin riesgos.

A la vez, elimina las impurezas que puede contener el agua y que a simple vista no se ven, pero que es necesario extinguir.

¿Cómo funciona un filtro para piscinas?

Dejando de lado las múltiples variantes de filtros que existen, su funcionamiento es el mismo. En primer lugar, el skimmer y el sumidero succionan toda el agua de la piscina gracias a la potencia de la bomba, en segundo lugar, esta agua pasa a un depósito en el que hay un material especial para filtrado. Después, el agua regresa a la piscina, y el ciclo se da por completado.

En función de cuánto se use la piscina se recomienda realizar este ciclo uno vez al día. La duración de este ciclo dependerá de: la capacidad de agua de la piscina, la potencia de la bomba y la capacidad de del filtro utilizado. La duración del ciclo no tiene que ser de todo el día ni excesiva, se recomiendan unas 8 horas para una piscina particular.

Tipos de filtros para piscinas

Actualmente podemos distinguir tres tipos diferentes de filtros:

Filtro de cartucho 

Estos filtros cuentan con cartuchos reemplazables cada año e ideales para piscinas desmontables. La filtración se realiza sobre la base de materiales manufacturados. Su ventaja es la facilidad de limpieza y de instalación.

Filtro de arena

Son los filtros más comunes ya que no requieren casi mantenimiento y su calidad es buena. El agua se limpia a través de un depósito con arena. Destaca por su durabilidad, que podría durar hasta diez años, aunque es aconsejable cambiar a los siete.

Filtro de diatomea

Es el tipo de filtro más caro ya que es capaz de filtrar todo tipo de suciedad. Las diatomeas son seres microscópicos fosilizados que actúan a modo de agentes filtrantes con gran eficacia, incluso eliminando partículas de tamaño microscópico imposible de ver a través del ojo humano.

 

¿Cómo elegimos el tipo de filtro para nuestra piscina?

Para poder decidir adecuadamente tu filtro, puedes fijarte en varios factores, como: la capacidad de la piscina, la potencia de la bomba y que estas estén en harmonía con el tamaño del filtro. Se recomienda siempre escoger un filtro con capacidad superior, es decir, si se calcula que se necesita una con una capacidad de 17 m3 / h, lo mejor será comprar uno que su capacidad esté por encima.

Si hablamos de eficacia el filtro, el de diatomeas es el mejor, tal como he comentado anteriormente, y es el que puede afinar hasta 7 micras en su sistema de filtración, muy superior que las dos otras modalidades.

Mantenimiento de limpieza del filtro

Para que el filtro funcione correctamente hay que hacer un mantenimiento periódico. Normalmente este mantenimiento significa solamente su lavado. En función del uso de la piscina, la frecuencia del lavado del filtro variará. En muchos casos se realiza el lavado cuando se nota que el agua no es 100% cristalina y que no está limpia del todo.

En los filtros de arena, una buena señal de que el filtro necesita ser limpiado es el aumento de la presión en el manómetro.

En los filtros de cartucho la limpieza se reduce a extraer los cartuchos y con chorros de agua eliminar la suciedad acumulada.

Los filtros de diatomeas contienen un sistema de contra-lavado. Mediante este proceso se invierte el sentido de circulación del agua en el filtro y así expulsar al desagüe las materias filtradas. Este lavado es la forma más eficaz de limpiar los filtros de la piscina. Existen filtros de arena que también incorporan este proceso.

¡Nuestros consejos!

  • Para contribuir con el medio ambiente y el ahorro del agua, una buena idea es utilizar toda el agua sobrante del proceso de lavado, en el caso que no su cloro no sea superior a 3 ppm, ¡para regar tu jardín, huerto o plantas!
  • Incluso en invierno, no dejes de lavar los filtros al menos una vez a la semana, sino quieres que lleguen estropeados al verano siguiente.
  • La bomba tiene que estar parado cuando realices alguna acción con el resto de elementos, como el filtro o las válvulas.
  • ¡No esperes a ver el agua en mal estado para hacer el mantenimiento!

 

Cómo elegir una bomba para tu piscina