¿Qué es el skimmer de la piscina, y cómo lo reparo?

  • Inicio
  • Blog
  • ¿Qué es el skimmer de la piscina, y cómo lo reparo?

¿Qué es el skimmer de la piscina, y cómo lo reparo?

De repente te das cuenta que tu piscina no funciona correctamente, y que el estado del agua no es el habitual, hay mucha más suciedad.

¿Qué pasa? Los elementos que forman la instalación hidráulica de una piscina deben funcionar correctamente para que puedan realizar sus tareas de circulación y filtración del agua. Así que, si ves que el agua está sucia, que no es translúcida y tiene micropartículas que no debería haber, muy posiblemente el skimmer de la piscina ha dejado de hacer sus funciones adecuadamente por alguna razón.

El filtrado es el proceso del agua más importante para que luego tu piscina luzca limpia, transparente y apetecible para darte un baño. Así que si hay algún fallo o rotura en alguna de estas partes esto no se cumplirá y deberá analizarse y arreglarse.

En el artículo de hoy queremos que conozcas qué es el skimmer de la piscina, cuáles son sus tareas, y cómo debes repararlo si ves que no funciona correctamente.

¿Qué es el skimmer de la piscina?

Pues bien, se trata del elemento primordial para la filtración del agua de tu piscina. Normalmente está situado en la parte superior de la piscina, en la parte opuesta a la zona en la que se encuentran las boquillas de propulsión de la piscina. Seguro que todos hemos visto esas ventanitas en la parte superior de la pared, pues ese elemento es el skimmer. Esta herramienta se encuentra junto al filtro, al sumidero, la bomba de succión, etc.

¿Cuáles son las funciones del skimmer?

La función vital del skimmer es evitar que la suciedad del exterior, plantas, insectos o similares, se acumule en el fondo de tu piscina, de manera que succiona toda esta suciedad cuando se encuentra aún en la superficie.  

Realiza esta tarea de succionamiento del agua, para luego su filtrado, mediante un movimiento suave y lento. Haciendo esto también se oxigena el agua y se verán reducidas todas las partículas que ayudan a la proliferación de algas en la piscina.

El skimmer lleva una tapa en su parte superior la cual se abre y cierra para poder acceder fácilmente al cubo en el que se deposita la suciedad y así poder vaciarlo y colocarlo de nuevo con rapidez. Normalmente en las instalaciones bien hechas, se conecta un tubo que va del skimmer al resto de equipo de filtrado.

Otros elementos de la instalación

Como hemos comentado anteriormente, hay otros elementos que ayudan al proceso de filtración de la piscina junto al skimmer, y son: la bomba de succión y los chorros de impulsión.

La bomba de succión va conectada al skimmer por lo que cuando se activa es la que hace que las partículas o los elementos a eliminar de la superficie del agua sean atraídos hacia el skimmer de una manera suave pero muy efectiva. Si, además, se cierran las válvulas de aspiración del limpiafondos y del sumidero la succión se hará exclusivamente por el skimmer, que es nuestro objetivo.

Los chorros de impulsión se encuentran en el lado contrario al skimmer para que cuando salga el agua a través de ellos la corriente vaya a favor de la succión y ayude al skimmer a cumplir su función.  

¿Cómo reparo el skimmer de la piscina?

En cualquier instalación de piscina los elementos que la forman pueden verse deteriorados, presentar fugas o fallos que hace que dejen de funcionar correctamente y que tengamos que tomar medidas al respecto.

En caso que detectes alguna rotura en el skimmer una buena solución es secar toda la pieza y poner pegamento especializado para PVC en la fisura y dejar que penetre hasta que quede sellado otravez. Sobre todo, deberás esperar a que esté el pegamento bien seco antes de volver a colocar el skimmer en su sitio y que se moje.

Si ves que el skimmer no funciona bien también podría ser que se haya producido una fuga. En este caso te aconsejamos que compruebes si hay fisuras en la tubería o si se ha aflojado algún codo. Si encuentras donde está la fuga puedes arreglarla o cambiar la parte que consideres. Para un óptimo mantenimiento la mejor opción siempre será recurrir al soporte de un profesional.