Cómo proteger tu huerto durante el invierno

  • Inicio
  • Blog
  • Cómo proteger tu huerto durante el invierno
proteger tu huerto

Cómo proteger tu huerto durante el invierno

Cuando llega el otoño y empiezan a bajar las temperaturas es necesario que prestemos mucha atención a nuestro huerto si queremos mantenerlo en perfecto estado. Es posible que te puedan surgir dudas sobre cómo proteger tu huerto, y más si no tienes experiencia en ello.

Para combatir el frío, el viento y las posibles heladas disponemos de varias herramientas que nos ayudarán a conseguir nuestro objetivo:

1. Túnel tipo invernadero

Esta herramienta está formada por unes soportes metálicos en forma de arco que se fijan en la tierra y encima sostienen una cubierta de PVC o un film de polietileno de baja densidad. Hay veces que se perfora para conseguir un mejor estado de los cultivos y así obtener resultados más buenos.

– Por un lado, estos túneles protegerán a los cultivos de los factores externos y las bajas temperaturas que podrían causar malos efectos en ellos, y por otro lado harán que se cree un microclima en su interior que hará que el desarrollo de las hortalizas se acelere.túnel-invernadero

– Además el material del túnel repela los rayos ultravioletas y así alargará tanto su vida útil como la de las plantas de su interior.

¿Cómo se recogen los túneles invernadero? Tan solo hace falta que los pliegues y los almacenes para su próximo uso. Su sistema de aros y cubierta te permite que se recoja de manera muy fácil y rápida.

2. Velos y mantos para la hibernación

Estos artilugios están hechos de una tela muy ligera, normalmente de polipropileno, aunque algunas veces se utiliza yute, ya que este material deja que pase la luz, el agua y el aire en cierta medida, pero sin que perjudique a las plantas. Existen velos y mantos de varios tamaños para que se adapte a las dimensiones del huerto de cada persona.

– Su modo de uso solo consiste en extender el velo o manta por encima de las plantas o cultivo.

– También se puede usar para cubrir la copa de un árbol o arbusto como una funda, en el caso que sea de un tamaño bastante reducido.

– Esta técnica de hibernación potenciará la temperatura del suelo, lo que acelerará el crecimiento de los cultivos que están en su interior y evitará que se deshidraten.

– No hace falta que estés quitando y poniendo el velo o manto. Una vez lo coloques al inicio de otoño, invierno o cuando bajen las temperaturas, ya puedes dejarlo toda la temporada hasta que sea el momento de retirarlo.

– Cabe destacar que muchos de los velos o mantos que se fabrican actualmente son biodegradables, por lo que es otra buena razón para incorporarlo dentro de la rutina del cuidado de tu huerto.

3. Invernaderos desmontables

Otra opción muy buena, es la de implantar un invernador desmontable. Los hay de diferentes modelos y tamaños. Gracias a esa herramienta de protección podremos mantener a salvo las hortalizas o plantas más delicadas y resguardarlas de las bajas temperaturas, viento, heladas… Algunos cultivos no se recolectan hasta verano y tienen que crecer durante el invierno, así que tendremos que vigilar que esto sea así.

invernadero

  • Estos invernaderos suelen tener una estructura de plástico, fibra de vidrio, acero o aluminio, y cubierta de PVC transparente o polietileno.
  • Hay algunos invernadores de alta gama en los que el plástico lleva aditivos térmicos que retienen el calor que se ha ido acumulando durante las horas del día y así durante la noche la temperatura interior aumenta y hace que las heladas le afecten en menor medida. Con esta misma finalidad existen cables calefactores que harán que el calor de las horas de sol quede retenido dentro y luego contrarrestar el frío nocturno.
  • Otras opciones para los invernadores de grandes dimensiones, son ventanas para evitar la condensación de la humedad en su interior.

Consejo: si colocas uniones con tornillos y escuadras o conectores metálicos en la estructura del invernadero esto le ofrecerá una mayor resistencia a la fuerza de viento de mucha potencia.

Más técnicas para proteger tu huerto durante el hinvierno:

Uso de cubiertas de polipropileno: se trata de colocar en tu huerto una cubierta de polipropileno transparente, con una estructura flexible y que se cierre y abra con una cremallera, para poder acceder al interior de una manera fácil y cómoda.  Están hechas con un material resistente a los factores climáticos externos.

Uso de campanas: esta técnica se recomiendo sobre todo para plantas pequeñas o que están recién empezando a crecer. Son unas campanas transparentes que cubrirán a la planta o cultivo y se apoyarán en el suelo. Para que haya ventilación llevan un agujero en la parte superior.

Ventilación: es esencial ventilar tanto túneles, invernaderos como campanas seguidamente. ¿Para qué?  A través de la ventilación evitarás la condensación de la humedad y también la aparición de hongos que puedan perjudicar a tus cultivos.

  • Consejo: realiza la ventilación en días soleados, secos y sobre todo que no haga viento.

Acolchar el suelo: es muy recomendable acolchar el suelo para proteger a las raíces del frío. Básicamente consiste en cubrir la base donde están las hortalizas o plantas con: corteza de pino, paja, mantillo, o un film o una tela de acolchamiento. Esta técnica protegerá las raíces y hará que conserven la humedad.

 

Quizás te pueda interesar: