¿Cómo funciona un descalcificador de agua?

  • Inicio
  • Blog
  • ¿Cómo funciona un descalcificador de agua?
descalcificador de agua

¿Cómo funciona un descalcificador de agua?

El descalcificador de agua, nuestra solución

El descalcificador de agua se ha desarrollado para solucionar una problemática de uso diario y que a lo mejor muchos de nosotros no damos mucha importancia. ¡Veamos primero la situación inicial en la que nos encontramos y luego cómo el descalcificador nos puede aportar las soluciones que estamos buscando!

Utilizamos el agua en nuestras cosas como una herramienta de uso diario y masivo. Este fluido transporta cosas en su interior y vemos como deja rastro en todo lo que toca en nuestro hogar, como por ejemplo las marcas que puede dejar en la ducha.

Durante el recorrido del agua, esta se va contaminando poco a poco y recogiendo partículas que se va encontrando por el camino, en muchos casos calcio y/o magnesio que lo que hacen es que el agua se haga “dura” y pase a ser no potable y cause efectos negativos en los usos que le damos los humanos.

¿Cómo cuáles? Pues por ejemplo que nuestra ropa o nuestro cabello no quede limpio del todo, sin brillo, etc.

¿Qué tenemos que hacer para solucionarlo? La única solución es deshacernos de este calcio y magnesio, y aquí es cuando entra en juego el descalcificador doméstico.

¿Cómo funciona el descalcificador de agua doméstico?

El descalcificador lo instalaremos en el sistema que suministre el agua en tu casa. La finalidad principal será cambiar estos minerales (calcio y magnesio) que nos están perjudicando por otros materiales, normalmente por el sodio.

Un descalcificador de agua para el hogar consta de las diferentes partes:

  • Tanque de resina: en su interior está la resina donde se producirá un intercambio iónico.
  • Válvulas: controlan los procesos de descalcificación y regeneración.
  • Pantalla display: para la configuración del equipo y el control de su funcionamiento.
  • Cabinet: estructura de PVC que da forma al descalcificador y que en su interior contiene todos los demás componentes y procesos del equipo.

 

El proceso que realizará el descalcificador tendrá 3 fases:

  1. Intercambio iónico:

En su interior hay una resina en una botella denominada columna contenedora de resinas que está conectada a una válvula que controla todo el mecanismo. Mediante este proceso el descalcificador utilizará las resinas para capturar el calcio y el magnesio y los eliminará de forma definitiva. A su vez irá introduciendo iones de sodio. El sodio no es tan corrosivo ni producirá la dureza del agua que provocan los dos materiales anteriores.

El agua entrará en la válvula por la conexión de entrada. Una vez el agua pasa por la resina vuelve a la parte superior de la columna contenedora. A contuación, pasa por la válvula y sale por la conexión de salida hacia el exterior.  Los descalcificadores llevan incorporado un contador de agua descalcificada que indicará cuando hay que hacer el siguiente paso, la regeneración.

  1. Regeneración

Un descalcificador de agua doméstico puede tratar una cantidad de agua determinada. El proceso de regenaración se basa en la liberación de los iones de sodio en la resina. La principal diferencia de este paso con el anterior es que aquí los iones de calcio se destinan al desagüe a través de la válvula. Así, en el interior de la resina sólo habrá iones de sodio y de esta manera podrá volver a empezar la descalcificación.

  1. Partes de la regeneración

Dentro del propio proceso de regeneración existen diversos pequeños procesos con el objetivo de tener preparada la resina para el posterior lavado del aparato. Estos son:

  • Realización de un contra-lavado: la válvula dirige el agua hasta la resina y de aquí al desagüe.
  • Absorción de la salmuera: la válvula absorbe los iones de sodio del agua que hay en el depósito de salmuera. Este agua pasa por la resina y desecha el exceso de sodio. Al mismo momento la resina se libera de la cal. Finalmente este agua se tira al desagüe, ya que contiene la cal retenida en la resina.
  • Lavado rápido: una vez se ha regenerado la resina se lleva a cabo un lavado breve para evitar que el sabor del agua contenga aún restos de sal.
  • Llenar el depósito de salmuera: por último, el equipo repone el depósito de salmuera de agua.

 

Si te interesa conocer más sobre los procesos de tratamiento del agua: