Cómo elegir una bomba para tu piscina

  • Inicio
  • Blog
  • Cómo elegir una bomba para tu piscina
bomba piscina

Cómo elegir una bomba para tu piscina

Cuando tienes que elegir la bomba adecuada para instalar en tu piscina es muy común no saber cuál es la que más te conviene según tus necesidades. En este post vamos a intentar darte los conocimientos oportunos para que puedas hacer una buena elección y para que conozcas más acerca de sus funciones y características.

¿Qué hace una bomba para piscinas?

En todos los sistemas de depuración de piscina la bomba es uno de los elementos más importantes, por no decir el más. Es el núcleo de la instalación hidráulica. Su función se basa en traer el agua hasta el filtro para luego volver a expulsarla en la piscina a través de otros elementos denominados boquillas de impulsión. No es necesario que la bomba transmita el agua a una gran presión, pero sí que debe mover una gran cantidad de agua ya que lo ideal sería que en un máximo de 6 horas al día toda el agua de la piscina haya sido filtrado.

Los principales criterios que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una bomba de piscina son los siguientes:

Tipo de bomba

Primero de todo es vital que elijas una bomba para piscina, ya que contiene el sistema de filtrado y además es resistente al cloro y otros agentes químicos que utilices. A groso modo diríamos que existen 2 grandes tipos de bomba de piscina:

  • Bombas de piscina con velocidad variable:

    Este tipo de bomba ha revolucionado el mercado gracias a sus ventajas. Se adapta totalmente a la velocidad y consumo necesario para cada piscina. Esto permite ahorrar una cantidad razonable de dinero en consumo eléctrico.

 

  • Bombas auto-aspirantes y centrífugas:

    Este tipo de bomba de piscina es la más común en piscinas particulares. Se trata de la bomba “tradicional” que cuenta con el proceso de aspiración, filtración e impulsión del agua. En el siguiente apartado veremos cómo calcular la potencia que necesita tu bomba de piscina.

 

Potencia de la bomba

La potencia adecuada de la bomba dependerá de toda el agua que debe hacer recircular en un máximo de 6-8 horas al día. Existe un cálculo que puedes hacer para obtener esta información:

Vamos a suponer que tu piscina mide 10 metros de largo, 6 metros de ancho y en la parte más honda mide 2 metros de profundidad.

El resultado sería: 10 x 6 x 2 = 120 m3

Con este resultado y el resto del cuadro que te mostramos a continuación ya tendrás mucho más claro la bomba que debes instalar para tu piscina.

potencia-bomba piscinaEl filtro y su capacidad

Es fundamental que la bomba que elijas se adapte a las dimensiones de tu piscina para que circule el agua adecuadamente y el filtro haga su trabajo sin dañar ni perjudicar al resto del proceso.

El filtro tiene una capacidad de filtración limitada, así que si la bomba que quieres instalar tiene más potencia que la necesaria y mueve más agua de la que el filtro puede filtrar van a surgir problemas en tu instalación. No hay que caer en ese error.  Si el caudal que mueve la bomba es mayor al adecuado, el agua tendrá que pasar muy rápido a través del medio filtrante y el proceso no será óptimo. Y si el caudal no es el suficiente tampoco se hará el proceso de filtrado correcto.

 

Cuadros de control del filtrado

El cuadro de control hará que tu piscina funcione casi de forma autónoma. La parte fundamental del cuadro de control es el reloj 24 horas para encender y apagar la bomba de la piscina durante las horas necesarias cada día para filtrar el agua. El cuadro de control dependerá de la potencia de la bomba, así que deberás escoger el que esté capacitado para la potencia que necesites en tu caso.

Además, todos los cuadros de control contienen unos protectores para el motor de la piscina e interruptores para poder desconectar la bomba si así se requiere.

 

Alimentación eléctrica

No debes pasar por alto seleccionar una bomba para tu piscina que se acorde con la tensión eléctrica de tu vivienda. La más utilizada en las casas es la de 230V(monofásica). También existen las bombas de hasta 380V (trifásica), aunque no son tan comunes.